Este tocado lo hice pensando en un vestido turquesa que me trajo una clienta para una boda.
No quería hacer la clásica combinación de turquesa con plata o blanco, negro etc……y me fuí más hacia los dorados para que se fundieran con la orquidea.
Esta temporada vienen con fuerza los dorados, tan clásicos y a la vez tan olvidados.