Mª José quería un detalle en la diadema de la comunión de su hija. Y como no quería los clásicos adornos, el resultado quedó muy original con unas pequeñas flores en hilo de plata tejido y unas pequeñas perlitas.