Estas coronitas, se fueron para una boda en Santander para dos niñas de «arras».