Teresa vino con un sombrerito que le gustaba pero que según élla le faltaba algo. Yo se lo adapté colocandole un velo con algo de plumeti y así lució de guapisima el dia de su boda.